Somos ESET

El Blog Corporativo de ESET Latinoamérica

noviembre 30, 2018

GOTY 2018: ponemos a los nominados bajo el microscopio

ESET

Categoría de la Nota

El jueves 6 de diciembre toda la comunidad gamer se centrará en un evento mundial: los Game Awards. Tal como los cinéfilos tiene los Oscars, los gamers nos convocamos en este evento para ver lo mejor de la industria y, también, algunas joyitas como homenajes, entrevistas exclusivas y premieres mundiales de lanzamientos que tiene a todos en modo hype. Y si bien el evento es largo y reconoce múltiples categorías, las miradas siempre están puestas en el premio final, el GOTY (Game of the Year o Juego del Año).

Así que hoy el equipo gamer se dedicó a desmenuzar los videojuegos que están nominados a llevarse el premio mayor 🙂

Red Dead Redemption 2
Por Santiago Achiary

 

¿Hay algo que Rockstar haga mal? Hace ya dos décadas que este estudio ha estado innovando y elevando el estándar de la industria de los videojuegos, y el público claramente lo acompaña. Con superproducciones que llevan años de desarrollo y grandes campañas de marketing que despiertan un alto hype (y que por suerte luego se justifican con los lanzamientos) en 2018 este estudio nos entregó su más reciente creación: Red Dead Redemption 2.

A esta altura, habiendo batido el récord de ser el producto de entretenimiento con mayor recaudación en su primer fin de semana, no hay mucho que contarte de la historia de este videojuego que no sepas: nos ponemos en las botas tejanas de Arthur Morgan, un miembro de los bandoleros de Dutch Van der Linde, años atrás de la historia de la primera entrega. Siguiendo la dinámica de heists de GTA V pero ambientados en el Lejano Oeste, debemos ir avanzando en una campaña muy extensa a lo largo de diferentes escenarios y climas.

Una vez más, Rockstar nos trae una historia apasionante con un apartado visual impactante y un mapa inmenso para que podamos hacer una infinidad de actividades: pescar, jugar poker, asaltar caravanas, tomar algunos tragos y mucho (pero mucho) más. Claro está que ante la gran cantidad de posibilidades de acciones dentro de un mapa cuya gran parte son territorios agrestes, uno podría tener la sensación de “lentitud” y es allí quizás donde reside el mayor mérito de Rockstar: capturar el espíritu de esa época y transmitirla al juego. No se trata de un “Grand Theft Auto en el Oeste”, se trata de un juego con dinámicas similares en un contexto violento, desolador y salvaje.

Confiamos en que el modo online será un éxito pero al menos hasta el momento, Rockstar nos ha entregado (una vez más) uno de los mejores videojuegos de su generación.

God of War
Por Santiago Sassone

 

“God of War es una obra maestra. Y no es solo que ostente un 94% en Metacritic y esté entre los mejores videojuegos posicionados de toda la historia, sino que God of War demuestra por qué los videojuegos pueden ser considerados piezas de arte”.

Así comencé mi reseña cuando tuve que hablar de este juego hace no mucho tiempo (si quieres leer la review completa puedes hacer clic aquí), y la verdad que hoy, luego de haberlo completado dos veces, tengo que sostener cada vez más ese argumento. No voy a aburrirte con cuestiones técnicas, ya que lisa y llanamente el juego cumple muy bien en ese aspecto, pero sí quiero detallarte lo que más me sorprendió: su historia y mensaje.

God of War supo ser un hack n’ slash frenético, pero ya no más, ahora cambió y se convirtió en un título más maduro y centrado en la narrativa y en el desarrollo de los arcos de sus personajes. Toda esta maduración debe, sin lugar a dudas, acompañar a lo que Santa Monica Studios creció como estudio en el camino y en diferentes experiencias personales de los guionistas y de Cory Barlog, director del juego. De hecho, si lo pensamos desde un punto de vista más simbólico, que el título del juego no tenga un número o una aclaración, representa una reinvención, un reboot de la franquicia, algo que necesitaba y cuyo resultado final fue un éxito con creces.

Como seguramente sepas a esta altura, Kratos ahora es un padre viudo, un hombre diferente, uno que buscó la plenitud en la familia, que abandonó el caos y la ira, pero a quien se le presenta un desafío que va a mover toda su estabilidad. Su familia está en riesgo, y para salvarla él va a tener que romper promesas y volver a ser ese guerrero incansable, ese espartano sediento de sangre y venganza que juró no volver a desatar nunca más.

Y en esto el guion brilla, en mostrar la historia de superación de este héroe cansado de la lucha, herido de la venganza y maduro que sabe que ese no es el camino. Sin dudas una increíble historia que se presenta como uno de los candidatos más fuertes a llevarse el GOTY 2018.

Monster Hunter: World
Por Juan Martín Verrelli

 

Monster Hunter: World (MHW) se encuentra como candidato a ganar el GOTY por una sencilla razón: el título tiene sentido. Miembro de la familia de la saga de Monster Hunter iniciada en 2004, World se presenta a la comunidad durante la E3 2017 con una promesa de expandir el mundo que los seguidores de la saga conocen. Haciendo uso de la nueva generación de PCs y consolas, el título busca superar a sus predecesores técnicamente, tanto mejorando de manera tangible la IA de los monstruos como darle sentido a sus ecosistemas y sus hábitos. El “mundo” que se genera a raíz de las mejoras técnicas es completamente lúcido; no tanto por el tamaño en sí del mapa, sino por la sinergia que se genera entre el jugador, los organismos que lo habitan y los “monsters” entre ellos.

El juego cuenta con tintes muy concretos de JRPG, tanto con la manera que tienen en interactuar los NPCs como con la muy intensa y llena de contenido mecánica de grind, craft, quest y grind. Si bien se nota que gran parte del diseño se “occidentalizó” para apelar a un rango más amplio de gente, MHW aún tendrá mucha más afinidad a los amantes de los RPG de estilo asiático que se puede apreciar en las armas del tamaño de dos hombres y las extravagantes sidequests que el juego puede ofrecer. El sistema de armas es extremadamente complejo en sí mismo; si bien cuenta con la misma cantidad y variedad de tipos de arma que en títulos anteriores, cada cambio se siente como una mecánica completamente nueva a la hora de pelear. Ramificando las mejoras en abanicos muy amplios, y el hecho de que haya que grindear específicamente para encontrar los elementos necesarios para el efecto que estés buscando, hacen que el sistema de armas sea uno de los más complejos del juego y le da un nivel de importancia extra, aplicando stats y buffs específicos para buscar que pueden ayudar con ese dinosaurio que no se deja cazar.

Si bien las mecánicas y los sistemas de mejora son increíblemente completos, complejos e intrincados, la realidad es sencilla: lo que nosotros queremos es pegarle al bicho grande con el mazo más grande, y, en eso, el juego cumple por escándalo. Los monstruos son una oda a la creatividad, cada uno cuenta con sus características, su manera de defenderse, distintos tipos de hostilidad o sentido territorial, lo que hace un constante sentimiento de frescura ya que gran problema de los juegos que requieren “farmear” componentes, siempre basan en buscar al mismo tipo de enemigo cientos de veces. MHW logra balancear esto, tanto como haciendo que la dificultad de cada caza sea significativa, como haciendo recompensas que valgan realmente lo que significa cazar algo el triple de tu tamaño con el cuádruple de tu fuerza.

En resumen, MHW es realmente un candidato al GOTY, si bien falla en algunos aspectos como el precio, el trabajo de doblaje, la película (o eso parece), la corta y algo extraña manera de pasar la historia, y una manera más extraña de implementar el multiplayer; MHW tiene mucho más con que defender sus puntos fuertes, y definitivamente cuenta con lo que se necesita para establecer un prestigio en los juegos de recompensas.

Marvel’s Spider-Man
Por Santiago Sassone

 

Marvel’s Spider-Man es otro de los títulos exclusivos de PlayStation 4 que este año se metió en la nominación del GOTY 2018, lo que sin dudas evidencia el gran año que tuvo Sony. Pero hablando específicamente del juego, tengo que decir que soy un gran fanático del vecino amigable Spidey y que recuerdo haber jugado varios títulos de él durante toda mi infancia. Y si bien los rememoro con amor, la realidad es que en la práctica no eran buenos juegos. En este sentido, resultó extraño que Insomniac Games se embarcara en un nuevo proyecto de Spider-Man (¿quizá para aprovechar el éxito de Spider-Man: Homecoming?) no solo porque ya a esta altura sabemos que los videojuegos de aventura/acción de superhéroes son eh, cómo decirlo… “complicados” (salvo la saga Arkham de Batman, de donde este juego toma su inspiración), sino también porque justo Spider-Man es uno que por sus propias mecánicas no es fácil de adaptar al formato gamer.

Lejos de echarse atrás, Insomniac aprovechó eventos mundiales (como la E3) para mostrar sus avances y cada vez se veían mejor y mejor. El hype llegó a su techo el 7 de septiembre cuando se lanzó, ya que en menos de tres días vendió más de 3.3 millones de copias a nivel mundial, por lo que ahora ostenta en lugar del título exclusivo que más rápido se ha vendido de la historia de PlayStation, superando el récord que había logrado God of War en abril (también de este año).

Este nivel de ventas tiene que apoyarse en una recepción y crítica muy buena: 87% en Metacritic. Lo más sobresaliente es que la historia es atrapante y original desde el guión, las perfomances están en un nivel muy alto y sin dudas la calidad con la que trabajaron Manhattan, el grado de detalle de la ciudad, lo viva que se siente y lo hermosamente fluido que uno se puede columpiar por los edificios, sin dudas lo hace un juego muy divertido y agradable para jugar.

¿Reinventó la rueda? No. ¿Es una obra maestra? Tampoco. Es un juego que tiene detalles a pulir, que es excesivamente fácil por momentos y que quizá no haya tomado las mejores decisiones (sí nivel de sigilo con Mary Jane, te miro a ti), pero son pequeñas manchitas que al final de todo no llegan ni siquiera a empañar la diversión que genera y lo bien que se la pasa con él.

Celeste
Por Sabrina Blaha

 

Todos contamos con nuestros fantasmas personales, frustraciones y angustias, pero lo importante es nunca rendirse y buscar siempre resolver las encrucijadas de nuestras vidas. Y de esto trata Celeste. Lanzado en enero (PS4, Xbox One, Nintendo Switch y Microsoft Windows), Celeste es un platformer que cuenta la historia de Madeleine, una joven que se propone escalar la montaña Celeste con un fin que iremos descubriendo a medida que avance el juego.

El juego en sí mismo, al menos en la primera impresión, no pareciera ser muy diferente a sus compañeros de género, sin embargo, como bien dice el género, no se puede juzgar a un libro por su portada. A medida que nos adentramos en la historia, vamos descubriendo no solo que la manera en que está ilustrado tiene cierto tono espiritual (que acompaña perfectamente al contenido del título) con sus colores vivos pero que generan una sensación de calma, en cierta forma durante los niveles que nos envuelven en sus tonos cálidos y sus elementos en composé. Excepto cuando nos toca enfrentarnos a los fantasmas de Maddie, en donde los niveles toman un tono y una vibra oscuros en muchos sentidos.

Mientras avanzamos nos encontraremos con diferentes personajes, con los cuales las conversaciones serán cortas pero profundas (y con mucha posibilidad de interpretación) y a los que podremos darle más charla que solo la inicial, para poder conocer más acerca de sus vivencias y sus presencias en la montaña.

Una de las particularidades que le dan un toque especial al título (además de la preciosa historia de superación y conocimiento personal), es que los niveles, si bien cortos, son bastante desafiantes. Es más que probable que perdamos vidas repetidas veces (dado que para lograr pasar cada pantalla, los movimientos deben tener una precisión casi milimétrica y totalmente coordinada), sin embargo, contamos con vidas ilimitadas, y el respawn se da en un lapso de no más de 10 segundos, lo que acorta en cierta medida la posibilidad de entrar en modo frustración y querer largar el joystick. No solo esto, sino que el mismo juego cuando morirnos nos brinda mensajes de aliento y de apoyo, para que no percibamos estos finales como derrotas, sino como aprendizajes.

Es un juego que definitivamente nos dejará pensando en todos los mensajes que nos brinda, en nosotros mismos y en la belleza de su gameplay.

Assassin’s Creed Odyssey
Por Santiago Sassone

 

Este año, el equipo gamer de ESET analizó la franquicia completa de Asssassin’s Creed en dos partes. A mí personalmente me tocó criticar el segundo juego (quizá uno de los mejores) y el último hasta ese momento: Assassin’s Creed: Origins Hoy debo hacer lo mismo con Oddysey, la entrada de 2018 que también está dentro de los nominados al GOTY 2018.

Assassin’s Creed: Odyssey mantiene gran parte del éxito de Origins, algo lógico dado lo bien recibido que estuvo el título ambientado en Egipto y donde se nota que el añito más en el horno que tuvo rindió sus frutos. Esta vez, nos situamos en Grecia Antigua y la verdad es que Ubisoft nos volvió a deslumbrar con un mapa enorme y hermosamente detallado para representar a otro de los grandes escenarios de la historia mundial.

La historia, asimismo, es “interesante”, pero como también lo hizo Origins, el juego es un RPG en donde podemos elegir qué va a ser de la vida de nuestro héroe. Lamentablemente, aquí la aventura se vuelve un poco chata, donde las decisiones que tomamos no tienen un impacto muy significativo y en realidad todo transcurre siguiendo el guion. Las performances tampoco son de los mejor (algo recurrente en esta franquicia lamentablemente), por lo que a veces es posible que uno se “vaya” mentalmente de la historia y quiera que termine la cinemática para volver a tomar control del asesino.

En cuanto al combate, es casi calcado de Origins, lo que es un punto a favor porque sigue siendo excelente y con una enormidad de opciones para equipar o especializar a tu asesino para que se adapte al estilo de juego que tú prefieras.

Y aunque ostenta un 82% en Metacritic, las opiniones de los gamers fueron mixtas siendo las microtransacciones uno de los puntos que generaron mayor discordia. Esto no es nuevo en la franquicia, pero es cierto que esta vez Ubisoft parece haberse pasado, siendo el booster de experiencia el tema más comentado. Resulta que Odyssey requiere muchas (MUCHAS) horas de grind, por lo que el booster de experencia se vuelve algo casi vital para no tener que pasar 20 horas solamente haciendo esto para alcanzar un nivel aceptable para continuar con la aventura. Este aspecto, sumado a los bugs ya clásicos de la franquicia, opacaron un poco la recepción del público, sin embargo, es un título que continúa el camino de Origins y sigue subiendo la vara en nivel de excelencia visual y gameplay.

Y así llegamos al final del post de hoy, pero como siempre te decimos, estas fueron nuestras opiniones. ¿Tú qué opinas? ¿Coincides? ¿Quién crees que se alzará con el premio al GOTY 2018? ¡Cuéntanos todo en la caja de comentarios! Por último, no olvides que la encuesta gamer de este mes se encuentra activa; solo debes completar con tus datos y opiniones sobre la temática y participarás por un juego a elección en Steam.

Créditos imagen: ©BagoGames/flickr.com


ESET

Disfruto de la tecnología desde muy pequeño, precisamente desde los cuatro años cuando me regalaron mi primera NES. Con el pasar del tiempo seguí haciéndolo, como buen gamer, con varias consolas, PCs y hasta equipos móviles. Pero también hay otra rama de la tecnología que me gusta mucho: l...

>   Ver más

Notas Relacionadas

Comentarios

Deja un comentario