Somos ESET

El Blog Corporativo de ESET Latinoamérica

octubre 12, 2018

Saga Assassin’s Creed: ¿acierto o error? Parte 2

ESET

Categoría de la Nota

La semana pasada te contamos nuestras opiniones sobre los cinco primeros juegos canónicos de Assassin’s Creed. Naturalmente, no podíamos analizar todos los juegos en una sola entrega, así que hoy te presentamos la segunda parte, donde abordaremos desde Assassin’s Creed IV: Black Flag hasta Origins. ¡No olvides revisar la primera parte si no lo hiciste!

Assassin’s Creed IV: Black Flag
Por Juan Martín Verrelli

 

Como más describir Assassin’s Creed IV: Black Flag, sino como una corriente de aire de mar fresca a la saga. La sexta entrega se siente como un desfibrilador, potente y burdo a una línea de juegos que necesitaba un cambio de cara, luego de la muy polémica entrega anterior. Nuestra historia se centra en Edward, un pirata que, a diferencia de nuestras entregas anteriores, no es un asesino ni un templario al iniciar el juego. Muchos lo sienten a Edward como una cara nueva a la saga, gracias a su burda y muy tosca manera de ser; mientras que protagonistas de juegos anteriores se centraban en el misterio y lo sombrío; Edward busca retribución más cruda y carnal, siendo su primera ambición lograr que su navío sea reconocido entre la élite de la era dorada de los piratas.

Aciertos:

Black Flag toma la buena, pero vacía mecánica del Assassin’s Creed III de navegación, y la convierte en una experiencia mucho más abundante y sustanciosa; gracias al muy bien balanceado sistema de recompensas y batallas marítimas que se pueden encontrar en un muy buen mundo de exploración. Incluso, hay veces en las que uno quiere volver al barco y evitar las misiones de historia, ya que luego de astillar un barco de 12 metros de alto y matar al capitán a bordo con las propias astillas de su proa, hay poca vuelta atrás. Los detalles que se encuentran en el juego, tan pequeños e importantes como que existan misiones que destraben canciones para que tu tripulación cante mientras se navega, hacen de la exploración mucho más divertida; y la acción de abordar otras naves para mayor recompensa impulsa la estrategia, más que el bombardeo lejano de barcos.

Errores:

Uno de los pocos puntos débiles del título es estar en tierra para las misiones de “seguir al objetivo sin que te vean”, que se vuelven bastante lentas y tediosas.

El veredicto: si bien no es un juego perfecto, definitivamente es un acierto. Black Flag toma el núcleo que hizo a la saga tan conocida y la utiliza a favor, mejorando la exploración y el desarrollo de personajes. Si bien el modo multiplayer no cuenta con nada nuevo ni único, es un pequeño tropiezo para un gran y marítimo acierto.

Assassin’s Creed: Rogue
Por Andrés Tamburi

 

El 11 de noviembre del 2014, Ubisoft decide lanzar al mercado dos juegos para las diferentes generaciones de consolas y así es como Asssassin´s Creed: Rogue no solo es el último juego lanzado para PS3 y Xbox 360, sino que también concluye la historia de los juegos que suceden en la Norteamérica colonial.

Aciertos:

  • Sin dudas la gran novedad de este juego es que por primera vez el protagonista del juego es siempre un templario, o mejor dicho, un asesino que fue traicionado por el clero y por eso decide tomar venganza cazando a los Assassins. Esta es la historia de Shay Patrick Cormac durante la Guerra de los 7 años en el Océano Atlántico.
  • La inclusión de los bloques de hielos o pequeños icebergs en la batallas de barcos fue una muy buena decisión, porque agregó un buen condimento a una modalidad ya explotada en Black Flag.
  • Esta vez, al ser un templario cazando asesinos por venganza, también son varios momentos donde los integrantes de la hermandad están al acecho para encontrarnos desprevenidos y atacarnos. Esto es una de las grandes novedades de esta edición, ya que incluso suceden en el medio de alguna persecución que estamos realizando dentro de la ciudad.

Errores:

  • Haber lanzado dos juegos el mismo año se nota… Rogue no es la mejor edición de la saga e incluso es el juego más corto con solo 6 secuencias de memoria, casi la mitad comparado con otros que suelen estar entre las 10 o 12.
  • Salvo las pequeñas mejoras como el hielo en el mar o el cambio de perspectiva de jugar con un templario, o un ex asesino en realidad, la modalidad del juego es muy parecida a Black Flag.
  • La idea de jugar con un templario podía ser interesante, pero la realidad que por su pasado como asesino, la jugabilidad con alguien de los “malos” es exactamente igual a lo que ya estamos acostumbrados.

El veredicto: es un juego divertido con muy pocas novedades respecto a lo que ya vimos en Black Flag más allá de jugar con el otro bando. Puede llegar a ser un juego necesario como cierre de las consolas de la vieja generación, pero también es olvidable debido a su poca innovación.

Assassin’s Creed: Unity
Por Sabrina Blaha

 

Assassin’s Creed: Unity fue el primero para las consolas de nueva generación, lo que provocó una oleada de altísimas expectativas. Disponible para PS4, Xbox One y PC nos encuentra en esta ocasión con Arno, hijo del Asesino Charles Dorian (¡viene de familia!), que luego de ser asesinado en el Palacio de Versalles es adoptado por François De La Serre quien, casualmente, es el Gran Maestro del Rito de los Templarios de París.

Aciertos:

Dentro de lo más destacable del juego nos encontramos con elementos muy diversos, comenzando por las habilidades de escalar al mejor estilo parkour, brindándole un gran plus a la exploración de los mapas que, además, cuentan con un diseño arquitectónico realmente pulido y hermoso. Lo mismo sucede a nivel sonoro, ya que el sonido ambiental y la música en general son piezas exquisitas, sobre todo cuando se complementan con los paisajes. Por otro lado, también se agrega la posibilidad de modificar a nuestro personaje a gusto, tanto en la ropa como en las armas; y aquí aparece un nuevo elemento: las compras in-game. En Unity se nos presenta la posibilidad de comprar una diversa variedad de armas, cada cual con sus propias fortalezas y ataques especiales que sumarían a las destrezas de Arno.

Errores:

Sin embargo, con una gran expectativa vienen grandes responsabilidades (?), las cuales podríamos decir no fueron cumplidas para sus fanáticos. Si bien Unity es el primero de la saga para las nuevas consolas, lejos estuvo de ser lo que prometía, sobre todo en el departamento de los “errores visuales”. Hay bugs y glitches de alto nivel, como personajes que cambian de género o indumentaria de un momento a otro, masas de personas que iban apareciendo (de manera notoriamente desfasada) a medida que avanzábamos en el mapa, personajes que aparecían atravesando una pared o incluso un lustrabotas lustrando los zapatos de una persona que se encontraba sentada en un techo. Y eso por solo nombrar algunos.

Así también, nos encontramos con que si bien la historia se desarrolla en Francia, todos los personajes hablan con acento Británico, lo cual es un poco… eh… extraño. Vuelve a repetirse en este título la poca “inteligencia” con la que responden los personajes del juego, tal es así que podemos pasar varias veces por detrás de los guardias (de manera repetida) sin que ellos siquiera noten que vamos y venimos.

Si bien Ubisoft lanzó varios parches para éste título, eventualmente dejó de hacerlo porque el juego aún cuenta con muchos errores muy notorios. Esto cayó muy mal en la comunidad, quienes sentimos muchísima bronca cuando notamos el abandono de un distribuidor a un juego.

El veredicto: si bien la historia es muy extensa y rica (aun más que títulos anteriores), e inicialmente podemos pensar que se pueden pasar por alto los errores visuales, a la larga todo deja de ser “sutil” y termina siendo un verdadedo fastidio que arruina la experiencia de juego. Lastimosamente, Unity es un error de la saga.

Assassin’s Creed: Syndicate
Por Santiago Achiary

 

Luego del enorme bluff que significó Unity, Ubisoft debió salir a dar la cara e intentar reponer los daños de una franquicia que venía golpeada, en parte por el ritmo frenético de tener que sacar un nuevo juego en relativamente muy poco tiempo de producción. Y dentro de ese contexto, en 2015 se lanzó Assassin’s Creed: Syndicate, ambientado en la Londres de la era Victoriana en plena segunda Revolución Industrial (¡momento clave de la historia moderna si los hay!) y que cuenta la historia de los gemelos Jacob e Evie Frye quienes deben derrotar a Crawford Starrick.

Aciertos:

  • La posibilidad de jugar con dos personajes y que por primera vez uno de ellos sea mujer es algo innovador para la saga.
  • El escenario está muy logrado, realmente es un placer poder explorar Londres (que debo admitir que es una debilidad personal). Asimismo, la elección de ese lugar y tiempo habilita a la aparición de grandes personajes que han forjado el mundo moderno como Charles Darwin, Alexander Graham Bell, Charles Dickens, Karl Marx y muchos más.
  • El detalle de poder armar la pandilla, muy similar a “Gangs of New York”, representa un valor agregado para el juego.

Errores:

  • Que el personaje de Evie en definitiva no terminara teniendo tanto lugar como Jacob es una oportunidad desperdiciada, más considerando que ambos personajes tenían personalidades opuestas y complementarias.
  • Sumado a lo anterior, y teniendo en cuenta que ambos personajes tenían diferentes estilos, en definitiva los árboles de habilidades de ambos terminan siendo bastante similares en lugar de aprovechar las particularidades de los personajes.
  • No hubo grandes avances en el gameplay, lo que hace que la historia de poco más de 20 horas se vuelva un poco repetitiva después de un rato.
  • La batalla final con Crawford Starrick: luego de horas y horas perfeccionando a los personajes principales y al enfrentarse a un enemigo con poderes super especiales que le permiten regenerar su salud, ¿era necesario tener que derrotarlo con una sucesión de intervenciones de los hermanos, evitando los campos de fuerza como si fuera un platformer? Una pelea final chata para un juego con tantas variables.

El veredicto: acierto (hasta ahí). Quizá no es lo mejor valorar un juego por no ser lo malo que fue su antecesor, pero lo cierto es que si Syndicate hubiera tenido los problemas gráficos de Unity, probablemente la saga hubiera terminado en ese preciso momento. Es cierto que Syndicate no supuso una revolución para la franquicia ni introdujo dinámicas muy innovadoras, pero gracias a su escenario y a la dinámica de pandillas, se convierte en una experiencia divertida.

Assassin’s Creed: Origins
Por Santiago Sassone

 

En la parte 1, me tocó criticar el segundo juego de la franquicia, quizá el que la levantó por los aires debido a las interesantes mejoras que incluyeron luego de “practicar” con la entrega original. Hoy, me toca hacer lo propio con Assassin’s Creed: Origins, última de todas (sin considerar Odyssey que salió recientemente y todavía no tuvimos el placer de probar), pero la que cuenta el inicio de la historia de los asesinos y que, desde la previa, prometió mucho (mucho en serio). Veamos…

Aciertos:

  • Un año más en el horno: sin dudas, lo mejor de Origins es que no salió directamente al año siguiente de Syndicate. Ubisoft entendió (en parte, ya que Odyssey sí salió un año después de Origins…) que debía darle más trabajo a sus juegos y en la décima entrega canónica se nota muchísimo esta decisión. Tenemos un mapa gigantesco con visuales hermosas del Antiguo Egipto con sus pirámides y lugares icónicos reconstruidos, como así también con diferente ciudades, cada una con su cultura e identidad. El mapa se siente vivo, con múltiples misiones secundarias para hacer (que puedes elegir hacer en medio de una misión principal sin ningún problema ni penalidad), lugares para explorar, animales de los cuales protegernos y, si no usas las opción de Fast Travel, no te vas a encontrar con ninguna pantalla de carga, lo que hace que la experiencia de exploración sea completamente transparente y donde la costuras entre espacios ni se noten.
  • Combate nuevo: al fin, ¡cambiaron el combate! Perdón el exabrupto, pero es realmente hermoso ver que los enemigos no se toman “turnos” para atacar, sino que como jugadores tenemos que ser cautelosos sobre cómo abordar el combate, en lugar de solo tocar botones cual arcade de pelea. Origins tiene un combate muy parecido a Dark Souls o Bloodborne (hermanos de sangre de FromSoft), donde vamos a tener que aprovechar bien los rolls para movernos por el combate, como así también los desvíos o bloqueos de los ataques de los enemigos para dejarlos vulnerables y poder hacer un daño más poderoso. Asimismo, el sistema de clima y paso del tiempo nos va a permitir ser más estrategas con nuestros ataques, ya que podemos esperar a que se haga de noche y haya menos guardias, como también valernos de tormentas de arena durante el día para sacar ventaja de la confusión de los enemigos.
  • RPG en serio: tal como mencioné antes, el combate cambió, pero también lo hizo el sistema de juego en general. Origins es el primer RPG de verdad, con mucho grinding para subir de nivel a tu personaje, para conseguir las armas que quieres y de la rareza que necesitas, o para habilitar esa skill dentro del enorme árbol disponible. Pero lo más interesante es que vemos los niveles de los enemigos, lo que también nos da la idea de que no podemos ir en bajo nivel a buscar un líder y salirnos con la nuestra. No solo vamos a morir muy rápido, sino que si volvemos a enfrentarlo va a estar mejor resguardado y con más seguridad, así que no, nada de pasar por alto el grinding.
  • El “origen” de todo: la historia es extensa, misteriosa y muy hermosa que sirve para explicarnos el inicio de la hermandad. Además, transcurre en uno de los momentos históricos más interesantes del mundo antiguo (y una de mis debilidades personales).

Errores:

  • Bugs iniciales: si bien se nota el año más de trabajo que tuvo el juego, hay algunos bugs que molestaron al principio. Ubisoft lo corrigió rápido con el parche del día 1, pero escuchar la palabra “bug” en un juego de ellos ya prende las alarmas de todos. Por suerte los bugs no fueron memorables como los de Unity, pero bueno, la herida duele todavía, así que solo les pedimos que dediquen algunas horas más al testing 🙂
  • Loot boxes: si bien esto no es nuevo en la saga, lamentablemente Origins se infecta de la situación actual de los videojuegos y mete en su historia un sistema de compras in-game que poco tiene que ver con el mundo en donde transcurre el juego. Más allá de que no es necesario gastar más dinero que los 60 dólares iniciales (salvo que quieras hacerlo para obtener algún ítem por el cual no quieras grindear), el concepto ya de por sí es nefasto para la comunidad y no estuvo bien implementado.

El veredicto: tremendo acierto. Honestamente, me costó encontrar errores más allá de pequeños bugs y lo discutible de las compras in-app; si bien es muy complicado decir que es la mejor entrega a la fecha, sin dudas es hermosa, muy agradable y entretenida. y logró que la comunidad en general le vuelva a tener respeto a la franquicia.

Y así llegamos al final del post de hoy, pero como siempre te decimos, estas fueron nuestras opiniones. ¿Tú qué opinas? ¿Coincides con nuestros veredictos? ¡Cuéntanos todo en la caja de comentarios! Por último, no olvides que la encuesta gamer de este mes se encuentra activa; solo debes completar con tus datos y opiniones sobre la temática y participarás por un juego a elección en Steam.

Créditos imagen: ©BagoGames/flickr.com


ESET

Disfruto de la tecnología desde muy pequeño, precisamente desde los cuatro años cuando me regalaron mi primera NES. Con el pasar del tiempo seguí haciéndolo, como buen gamer, con varias consolas, PCs y hasta equipos móviles. Pero también hay otra rama de la tecnología que me gusta mucho: l...

>   Ver más

Notas Relacionadas

Comentarios

Deja un comentario