Somos ESET

El Blog Corporativo de ESET Latinoamérica

octubre 5, 2018

Saga Assassin’s Creed: ¿acierto o error? Parte 1

ESET

Categoría de la Nota

A principio de este año te presentamos una nueva saga de posts para compartir contigo y con el resto de nuestra comunidad. Se trató del proyecto “¿Acierto o Error?”, cuyo objetivo era poner la lupa sobre una temática o franquicia del mundo de los videojuegos para analizar sus puntos fuertes y débiles y, al final, dar nuestro veredicto. El primer gran desafío fue Resident Evil (aquí te dejamos los enlaces a la parte 1 y la parte 2 por si te las perdiste), pero el de hoy no es mucho más realizable. Assassin’s Creed Odyssey acaba de estrenarse, así que decidimos que es el momento ideal para meternos de lleno en la hermandad de asesinos y evaluar entrega por entrega.

Tal como hicimos en aquella vez, vamos a volver a enfocarnos en los 10 juegos estrictamente canónicos, sin contar Odyssey lanzado recientemente. Así que, sin más preámbulo, te presentamos la primera parte del análisis.

Assassin’s Creed
Por Sabrina Blaha

 

Desarrollado y distribuido por Ubisoft, Assassin’s Creed se lanzó para PS3, Xbox 360 y Windows en 2007. Con una historia repleta de detalles históricos reales, nos encontramos en la piel de Altaïr, uno de los más terribles y temidos asesinos de los últimos tiempos. Altaïr forma parte de la Orden de los Asesinos que desde hace un largo tiempo se encuentra enfrentada con los Templarios. Sin embargo, durante la búsqueda de un tesoro junto con su Hermandad, Altaïr se cruza con un grupo de Templarios y termina despojado de sus armas y así de su rango. Desarmado y humillado, Altaïr regresa con su maestro que le da como objetivo para recuperar su rango y armas, matar a nueve líderes muy poderosos (que fueron personajes históricos reales y cuya desaparición tiene cierta coincidencia a nivel temporal con nuestro juego) que con su poder y ambiciones desmedidas están llenando de corrupción a nuestras ciudades.

Aciertos:

A través del juego iremos notando que los controles son innovadores, teniendo un botón específico para cada “parte” de nuestro cuerpo y que deberemos presionar para realizar determinadas acciones con dicha parte. Por ejemplo, para poder focalizarnos en escuchar una conversación ajena debemos presionar el botón correspondiente a la cabeza, para poder trepar debemos mantener presionado los controles correspondientes a nuestras manos y así con la mayoría de las acciones. Hasta ahí podemos decir que es un juego prometedor y de características inusuales, teniendo en cuenta también que sus mapas son amplios y extensos. Sin embargo, al momento del desarrollo del juego en sí mismo nos encontramos con ciertos aspectos que nos desaniman un poco.

Errores:

Durante la primer misión iremos comprendiendo cómo recolectar información, y para hacer esto tendremos seis objetivos investigables (de los cuales solo tres son obligatorios) y para hacer esto tendremos la opción de robar discretamente, obligarlos a hablar con uso de violencia o simplemente escuchar a los profetas. El problema es que estas acciones se repiten en los nueve asesinatos, y termina resultando tedioso y repetitivo.

Por otro lado, si bien es un juego que promete elección entre asesinatos sigilosos o directo, no vamos a contar realmente con esta opción, dado que a medida que avanzan las misiones, los asesinatos se van volviendo más difíciles, inaccesibles y lentos (dado que cuando estamos llegando al final deberemos caminar a paso de tortuga para evitar ser detectados, porque los guardias se alertan ante el más mínimo movimiento sospechoso), obligándonos a enfrentarnos en combate cara a cara y convirtiendo al juego en meramente de lucha hacia el final. Asimismo, nos encontraremos que en ciertos puntos el asesinato de los guardias o algunos personajes se desenvuelve de forma muy poco coherente, pudiendo asesinar a algún personaje casi frente a otro y que no sospechen de nosotros.

El veredicto: a pesar de todo esto, Assassin’s Creed no deja de ser el título que sentó precedente para sus secuelas, con una historia altamente rica en detalles y elementos visuales impactantes por momentos; y es por eso que más allá de los errores, no deja de ser un gran acierto.

Assassin’s Creed II
Por Santiago Sassone

 

La secuela directa de Assassin’s Creed llegaba con bombos y platillos. Ubisoft había tomado al mundo por sorpresa con esta nueva franquicia de la Orden de los Asesinos en contra de los Templarios, situada en escenarios históricos del mundo y haciendo un uso magnífico de la historia y de personalidades relevantes para la ciencia, la política y la religión en el mundo. En este caso tomamos el control de Ezio Auditore, joven miembro de una familia noble de la Italia del Renacimiento que fue traicionada por la Orden de los Templarios y que desencadena en él la búsqueda de venganza. Cabe destacar que esta es la primera parte de una trilogía donde llegamos a ver el arco completo de Ezio; que esto sirva de precedente de lo mucho que gustó esta historia y este personaje en especial.

Aciertos:

  • Continuando con lo clásico: si bien la primera entrega había sido muy innovadora en su historia y jugabilidad, el hecho de que todo transcurre en sitios épicos y clave para la historia de la humanidad (como Jerusalén, por ejemplo) sin dudas fue algo que contribuyó a la sorpresa. Esta secuela no se queda atrás y nos ubica en una hermosa Italia Renacentista, donde se nota el trabajo en el pulido de la ciudad y de la atención al detalle. Y, además, esta vez contamos con ayuda de personajes históricos como Leonardo Da Vinci, quien nos ayuda en nuestro camino con su conocimiento y su tecnología.
  • Una suerte de mundo abierto: una crítica a la primera entrega fue su linealidad y la poca “libertad” de los jugadores para poder explorar el ambiente. Esto se modificó en la secuela, ofreciendo un mapa abierto donde cada jugador podía comenzar la misión a gusto e incluso aprovechar las misiones secundarias para recorrer los escenarios y conocer un poco más de la historia.
  • Mejor gameplay: una vez más, Ubisoft escuchó las críticas y mejoró el gameplay con más movimientos, una enorme diversidad de armas para elegir y más cosas para hacer. Esto se traduce directamente en una mejoría del sigilo (algo clave en esta franquicia), pero también en cómo cada jugador puede decidir qué estrategia va a usar para llevar adelante su objetivo, es decir, si va a atacar directamente aprovechando las armas de los enemigos, si lo va a hacer desde las sombras, si va a utilizar los edificios para aprender los movimientos de los enemigos desde la distancia para ver en qué momento interceptarlos, etc.

Errores:

  • Muy mala inteligencia artificial (IA) de los enemigos: si bien este juego data de hace casi una década, este tema todavía sigue siendo una de las más grandes dificultades para los desarrolladores. Hay quienes lo hacen mejor que otros, sin dudas, pero programar una IA capaz de proponer un verdadero reto a los gamers es muy complicado. Assassin’s Creed II mejora respecto de su antecesor, pero igualmente la IA sigue siendo muy pobre y aburrida.
  • Es demasiado fácil: muy relacionado con el punto anterior; una mala inteligencia artificial casi siempre se traduce en un juego fácil y en donde luego de dedicarle dos horas, cualquier jugador más o menos experimentado va a haber entendido cómo explotarla y sacar provecho de la mala programación de sus enemigos.

El veredicto: 100% acierto, Ubisoft básicamente se dio cuenta de que el primer título fue atractivo, fresco y novedoso, pero también notó que le faltaba muchísimo tiempo en el horno. En Assassin’s Creed II se encargó de corregir, mejorar, dar más opciones a los jugadores, profundizar la historia, pulir los gráficos y el ambiente. No por nada es uno de los “must play” (esos títulos que casi que estás obligado a jugar si eres un gamer de alma) en nada más y nada menos que Metacritic.

Assassin’s Creed: Brotherhood
Por Santiago Achiary

 
La segunda entrega de la trilogía de Ezio Auditore transcurre en la Roma del siglo XVI y retoma los hechos prácticamente en donde habían quedado en el final de Assassin’s Creed II. En esta entrega continúan apareciendo personajes históricos famosos como por ejemplo Nicolás Maquiavelo y por supuesto la familia de villanos que ha hecho las delicias de los gamers (pero no de las personas que vivieron durante esa época): los Borgia.

A pesar de que Ubisoft haya elegido no bautizar a este juego con el número 3 en su título, y que esto podría haber hecho pensar que era tan solo un aditamento a la segunda entrega, la verdad es que Brotherhood toma lo mejor de Assassin’s Creed II y le suma elementos propios. Ok, quizá no hay una enorme innovación entre un juego y otro, más allá de algunas mejoras gráficas y pequeños detalles en la jugabilidad, pero sí representa una evolución con respecto a su antecesor y definitivamente nos deja con ganas de más para Revelations.

Aciertos:

  • La ambientación de Roma y una época dorada hacen que el juego tenga una profundidad muy interesante, aprovechando una ciudad repleta de historia y locaciones verdaderas como la Basílica de San Pedro.
  • La mezcla con historia y la utilización de personajes históricos reales también supone un acierto.
  • Haber tomado lo mejor de Assassin’s Creed II y haberlo mejorado. En ocasiones se hace muy difícil tomar un juego exitoso y el equilibrio entre no hacer ningún cambio y cambiarlo totalmente es muy frágil. Brotherhood representa una evolución sin romper la esencia de su antecesor.

Errores:

  • Muchos podrían afirmar que al no haber demasiadas innovaciones en la jugabilidad, el juego no es tan diferente a la versión anterior (pero no es mi caso).
  • Al ser el juego de la mitad de la trilogía, hace que la historia avance pero claramente no representa un cierre a la historia de Ezio (pero funciona muy bien uniendo los dos extremos).

Veredicto: ¡Acierto! Brotherhood tenía la difícil tarea de retomar el buen trabajo realizado en Assassin’s Creed II, y a pesar de no haber revolucionado todo, sí representa un avance con respecto a su antecesor y se constituyó como una de las mejores entregas de la saga.

Assassin’s Creed: Revelations
Por Andrés Tamburi

 

Assassin´s Creed Revelations finaliza el arco de un personaje emblemático dentro del universo: Ezio Auditore. La historia del juego sucede en Constantinopla (Estambul actualmente) en donde Ezio continúa los pasos de Altair en la primer edición del juego en Masyaf a través de la búsqueda de una biblioteca.

Aciertos:

  • Es un juego muy bien logrado en muchos sentidos, con una gran fluidez en todos los movimientos y también entendiendo que Ezio ya no es ese joven asesino de las entregas anteriores. Ahora necesita un gancho para hacer saltos largos y para ayudar a recorrer la ciudad en el característico parkour de la saga.
  • Como siempre, los gráficos del juego son excelentes y al estar en una nueva ciudad como Constantinopla que culturalmente en muy distinta a Roma y Florencia, se observan muchísimos cambios visuales en toda la ciudad. Naturalmente, se pueden observar puntos emblemáticos como las distintas mezquitas o templos, o el mismísimo Gran Bazar.
  • En este último sentido, el cierre del juego en Turquía es en Capadocia dentro de la ciudad subterránea y nuevamente se puede observar una pequeña, pero hermosa ciudad que es muy disfrutable de recorrer mientras se hacen las misiones.

Contras:

  • En la historia del juego quedan algunos puntos pendientes relacionados con la actualidad y que no terminan de aclararse mientras jugamos con Desmond.
  • La mecánica de combate sigue siendo muy similar a las anteriores, más allá de algunas pequeñas herramientas o armas como el gancho remplazando una de las dos hojas ocultas o la utilización de algunas bombas nuevas en situaciones específicas.
  • Los minijuegos en modo “Tower Defense” aparecen como una buena opción la primera vez que lo jugamos, pero luego termina siendo repetitivo, un poco molesto y hasta muy sencillo.

El veredicto: poder concluir con un juego las historia de dos personajes amados por los que somos fanáticos como Ezio y Altair es, sin dudas, un gran acierto y más si sucede con ambos en el fin de sus días. Revelations es una de las ediciones que más disfrute dentro de la saga, y si bien no es novedoso en su jugabilidad o dificultad, sí tiene esa nostalgia que se desarrolla cada vez más a medida que avanza el juego y que sabes que llegas al cierre de una etapa con Ezio, Altair y Desmond. Revelations es un antes y un después que si bien podría haber sido mejor en varios aspectos, como fanático de la saga no se puede dejar de amar y disfrutar.

Assassin’s Creed III
Por Juan Martín Verrelli

 

Hace ya casi seis años enteros, sale al público de manera multiplataforma la quinta entrega de Assassin’s Creed, bajo el nombre de Assassin’s Creed III; y, si tuviste que leer la última oración un par de veces, es porque esa es la manera que Ubisoft va a encarar la saga. Ubicado históricamente en la época colonial, el juego presenta la historia de un nuevo antepasado de ascendencia británica e indígena conocido coloquialmente para nosotros como Connor, involucrado entre las guerrillas disputadas por la independencia estadounidense.

Aciertos:

El juego está repleto de mecánicas nuevas para la saga, desde un sistema de navegación hasta el modo mutijugador que cuenta con detalles que tal vez serían mejores si fueran esfuerzos puestos en la historia. La mecánica naval fue tan bien recibida por la comunidad, que yo creo que esto les da el pie para Black Flag, pero eso es fruta para otra ensalada.

Errores:

Connor es un personaje con el que es difícil empatizar; una constante actitud levemente engreída y un guion algo vago, nos dejan con un mal sabor de boca y con poco cariño por sobre nuestro nuevo protagonista. Las mecánicas de combate se mantienen y la inteligencia artificial de los enemigos deja bastante que desear para el nivel que se espera, a menos que intentes ir por los techos donde tienen ojo de águila e instintos asesinos. Lo peor, es que la historia cuenta con muchos entornos en bosque y esto limita nuestra experiencia previa en saltar entre techos y colgarnos de los edificios más altos. Ahora contamos con un sistema de “correr” en árboles, que no se siente del todo natural.

Y en este mismo sentido, no puedo no hablar del final. Si bien no voy a dar detalles, es plenamente decepcionante. El juego brilla en situaciones que yo no hubiera preferido: el sistema multijugador, el ambiente y las nuevas mecánicas son geniales, pero no es lo que yo creo que el jugador busca de una saga como Assassin’s Creed, cuyo pan y manteca es el muy fuerte “storytelling”.

El veredicto: esto es sencillo, no es un mal juego; pero no alcanzó la vara ni cumplió con las bases que hicieron a este juego tan querido por la comunidad. Si bien posee momentos épicos y algunas situaciones memorables, cuando uno necesitaba que el juego fuera fuerte y sorprendente, no lo fue, para nada. Lamentablemente, debo decir que fue un error.

Y así llegamos al final del post de hoy, pero como siempre te decimos, estas fueron nuestras opiniones. ¿Tú qué opinas? ¿Coincides con nuestros veredictos? ¡Cuéntanos todo en la caja de comentarios! Por último, recuerda visitarnos la semana que viene donde vamos a publicar la parte 2 del análisis y terminar de evaluar los títulos canónicos de esta increíble franquicia.

Si llegaste hasta aquí, seguramente seas fan de los videojuegos así que no te olvides de completar la encuesta gamer de este mes para participar por un juego de Steam.

Créditos imagen: ©Joshua Livingston/flickr.com


ESET

Disfruto de la tecnología desde muy pequeño, precisamente desde los cuatro años cuando me regalaron mi primera NES. Con el pasar del tiempo seguí haciéndolo, como buen gamer, con varias consolas, PCs y hasta equipos móviles. Pero también hay otra rama de la tecnología que me gusta mucho: l...

>   Ver más

Notas Relacionadas

Comentarios

Deja un comentario