Somos ESET

El Blog Corporativo de ESET Latinoamérica

abril 27, 2018

Videojuegos de Marvel: ¿acierto o error?

ESET

Categoría de la Nota

Sí, finalmente llegó el día. Luego de diez años de espera, de seguir a nuestros personajes favoritos, el universo cinemático de Marvel llega al principio de su final (o al menos eso creemos). Avengers: Infinity War se estrenó en todo el globo y está volviendo locos a los fanáticos, y a los no tanto también. Naturalmente, el Equipo Gamer de ESET está anhelando ese momento en el que se siente en la butaca del cine para disfrutar de esas dos horas y cuarenta minutos de gloria y emoción que siempre esperó ver.

Y para poder mantener la cabeza ocupada y que el tiempo le pase más rápido, hoy preparó una nueva entrega de “Acierto o Error”, donde cada miembro del equipo puso la lupa sobre algunos de los tantos juegos de Marvel que hay para dar sus opiniones.

X-Men 2: Clone Wars
Por Juan Martín Verrelli

 

En una época donde los grandes títulos dicen presente, y los gráficos actuales sobrepasan por sobremanera el comienzo de los videojuegos, siempre es bueno recordar el legado en el cual hoy nos apoyamos. X-Men 2: Clone Wars se lanzó en 1995, una época más sencilla donde muchos de los estándares de los videojuegos aún se estaban forjando. Para mí, este fue el primer juego de Marvel que destaca la verdadera esencia que la marca persigue para su universo. Si bien es probable que todos conozcamos los beat ‘em up de arcade, y recordemos con cariño las dificultades y victorias en el fichín, estos títulos de consola son finalmente a los que realmente pudimos enfrentarnos en calidad de gamer, con una tarde libre y una misión.

El juego comienza con un héroe aleatorio cayendo en un plano nevado e inmediatamente es atacado por un misil. Sin título de juego, sin selección de personaje y sin ningún tipo de explicación, el jugador es presentado a través de un bautismo de fuego a la mecánica de cada personaje. Si bien la selección es chica, cada personaje posee características propias fuertemente marcadas que separan la jugabilidad de cada uno, haciendo (ya sea adrede o no) un juego circunstancial en el cual es inteligente elegir un personaje distinto dependiendo la situación. El rooster de personajes a elegir sufre un golpe debido a sus grandes limitaciones. Eso sí: la selección de personajes no posee ningún tipo de información sobre lo que estás eligiendo (ni siquiera nombre), y supone automáticamente que si estás seleccionando a Nightcrawler estás completamente en conocimiento de sus poderes mutantes y de cómo los puedes aprovechar en tu aventura. La dificultad del juego es bastante pronunciada pero en ningún momento se siente injusto o frustrante, ya que proviene de verdadera competencia contra la AI y no con errores de programación y bugs que te impidan proseguir. Asimismo, para un juego de 1995 la música y los gráficos son de primerísima calidad, y son realmente fuertes incluso al día de hoy.

Veredicto: X-Men 2: Clone Wars es un maravilloso acierto; es un juego de lectores de cómics para lectores de cómics, donde mucho es supuesto sabido para los programadores, o donde quien no conoce que está sucediendo es atraído a las páginas de los libros gracias a la individualidad y características de los personajes y del juego en sí. Solo hay un detalle, que me atormenta al día de hoy, y es la falta de capacidad para retraer las garras de Wolverine. Dime detallista, pero si se hubiera agregado este detalle, al menos tres horas totales del run final, habrían sido solo de cubrir y descubrir las tan famosas cuchillas de adamantium.

The Incredible Hulk
Por Sabrina Blaha

 

Este juego, basado en el superhéroe homónimo de Marvel y en su película de 2008, fue lanzado en junio de ese mismo año, y si bien la historia del juego intenta seguir la misma línea que la película, por momentos se desvía y pierde un poco el rumbo (y el sentido también); de todas maneras, no es en la historia en lo que queremos focalizarnos.

Me es difícil elegir por qué parte de éste título arrancar a analizar… Hablemos de los movimientos del personaje y del entorno; si bien sabemos que Hulk es poderoso, los efectos de la física se ven ridículamente acentuados en el juego. Las cosas que se encuentran en el piso prácticamente desaparecen de nuestra vista al toparnos con ellas, y salen despedidas por los aires si las chocamos (poco divertido si estamos intentando agarrar un objeto para utilizarlo en alguna pelea). Por otro lado, hay tres detalles que me llamaron mucho la atención (y no en el buen sentido). El primero: nuestro entorno va “apareciendo” mágicamente a medida que avanzamos/caminamos, algo que demuestra la poca calidad de programación del estudio que no pudo trabajar el mapa con mayor grado de detalle. El segundo: cuando tenemos más de cierta cantidad del mismo enemigo/elemento en el piso, los mismos se desvanecen. El tercero: las capas de ciertos objetos por momentos se superponen y da la sensación de que son casi fantasmas, mitad de un lado de la pared y mitad del otro; súper raro a nivel visual. En este sentido, siento que el detalle que se le dio al entorno fue escaso y remonta más a un juego de principios de los ’90 que de casi 2010.

Respecto del juego en sí mismo: los niveles son reiterativos, cambiando más que nada el mapa (ya sea estando dentro de un lugar, corriendo por la calle o saltando por los techos) o algún que otro enemigo; sin embargo iremos haciendo prácticamente lo mismo durante todo el gameplay, rompiendo cosas y atacando a nuestros enemigos, no hay mucho más que eso.

Veredicto: definitivamente un error. En general es un juego que puede llegar a ser entretenido durante un breve período de tiempo, sobre todo si nos vemos en necesidad de ir rompiendo cosas por el camino (¡a veces pasa!), pero no si de verdad buscamos una historia con objetivos interesantes o niveles variados que nos mantengan atrapados.

Marvel Super Heroes: War of the Gems
Por Santiago Sassone

 

No hay dudas: Capcom fue el rey de los beat ‘em ups y los arcade en los ’90. Muy dedicado a la hora de cuidar a las licencias de Marvel, en 1996 lanzó para la SNES el Marvel Super Heroes: War of the Gems, un título que se encargó de difundir la historia de los Avengers, Adam Warlok, Thanos y las gemas del infinito, a quienes no teníamos ni idea de ese hermoso mundo.

En primer lugar, este es uno de los beat ‘em ups legendarios de SNES, uno de los primeros que tuve en mi infancia, y que era muy avanzado para su época, con varios jugadores para seleccionar, hermosos escenarios, grandes y épicas finales, la posibilidad de aprovechar los efectos de las gemas del infinito a nuestro favor (como hizo Marvel vs. Capcom Infinite en 2017), y hasta con finishers y movimientos especiales de cada héroe. Otro punto interesante de su lógica, es que hace más de 20 años que empezó a implementar el concepto de permadeath, algo muy popular hoy en día, ya que básicamente si un héroe moría en una misión ya no podías volver a elegirlo. De hecho, si sobrevivía y querías elegirlo para otra misión, este mantenía la barra de vida tal como había terminado en la campaña anterior. En conclusión, una vez que perdías a tus cinco héroes, perdías el juego y debías comenzar todo de nuevo.

Otra cosa a destacar de este título, y esto es complementa a título personal, es que es el juego que más me introdujo en el mundo Marvel y de los cómics en general. Me enamoré de la saga de las gemas del infinito, lo que dio comienzo al MCU (el universo cinemático de Marvel) y que ahora estamos viendo llegar a su final luego de diez años de espera.

Veredicto: un hermoso y vintage acierto, y a pesar de que mis argumentos son un poco personales, creo que si eres un gamer que creció jugando SNES vas a poder empatizar conmigo.

Spider-Man: Shattered Dimensions
Por Santiago Achiary

 

Spider-Man es un superhéroe que pareciera haber sido creado para el mundo de los videojuegos y hay una enorme cantidad de títulos que usan su imagen, pero da la sensación de que al día de hoy ninguno ha podido aprovechar todo su potencial. Uno que lo intentó fue Spider-Man: Shattered Dimensions, lanzado en 2010 por Activision y que nos permite jugar con cuatro diferentes encarnaciones de nuestro arácnido héroe: The Amazing Spiderman, Noir Spiderman, Spiderman 2099 y Ultimate Spiderman. Lo interesante es que cada versión tiene su propio escenario con un estilo visual específico, cambios en el gameplay y movimientos que se adaptan a cada Spidey. Así, por ejemplo, la versión Noir descansa en una dinámica stealth con predominancia del blanco y negro, mientras que Spiderman 2099 tiene una estética futurista que aprovecha las bondades tecnológicas del traje.

A esto se le suma que en cada uno de los escenarios veremos desfilar a varios de los villanos más conocidos de los diferentes universos de Spider-Man: Juggernaut, Sand Man, Carnage, el Duende Verde y muchos más. Y si a esto le sumamos que cada uno de las encarnaciones tiene la voz de actores que han encarnado a Spidey en diferentes series animadas (como Neil Patrick Harris y a Stan Lee como narrador de la historia), estamos ante un juego que uno no debería perderse pero… ¿es así?

El tema es que más allá de hacer un buen aprovechamiento de los universos de este querido personaje, la historia del juego es bastante pobre y a pesar de que cada escenario cuenta con su propia dinámica, el esquema es bastante simple: eliminar enemigos en cada escenario para poder llegar a una batalla final con un jefe. Otra cuestión tiene que ver con un sistema de cámaras que a veces torna un poco difícil la jugabilidad, especialmente para un personaje que puede treparse a prácticamente cualquier cosa. Y finalmente algo bastante negativo tiene que ver con algunos momentos de combate en los que se adopta una perspectiva en primera persona que realmente no agrega nada al juego.

Veredicto: acierto…pero con ciertas dudas. A pesar de ser un título con varias cuestiones a prestarle atención, Spider-Man: Shattered Dimensions resulta ser un buen aprovechamiento de los universos de este personaje. No es videojuego al que deberías ir corriendo a jugar, pero si eres fan del arácnido, quizá valga la pena que le des una chance.

Marvel Nemesis: Rise of the Imperfects
Por Santiago Sassone

 

Lanzado en 2005 para Xbox, PS2 y GameCube, entre otros sistemas, Marvel Nemesis: Rise of the Imperfects fue el único videojuego que surgió de los cuatro años en los cuales EA y Marvel se juntaron para formar una sociedad. Querido lector, que esto te sirva de preludio para lo que sigue después…

Sabemos que EA no es la compañía que mejor cuida las licencias y los IPs, pero esta vez exageró… No solo se dio el lujo de matar a dos personajes clave al principio del juego, como el Capitán América y Hulk, sino que se les ocurrió que era una buena idea hacer que nuestros amados héroes de Marvel luche contra los “Imperfects” (Imperfectos en español), un grupo de personajes que EA creó específicamente para el juego. Sí, así como lo lees, inventaron personajes para hacer que los héroes luchen contra ellos. No voy si quiera a mencionar la pésima historia, los controles horribles y poco pulidos, las pobres gráficas que le dieron a este título y la IA menos inteligente que vi; la realidad es que todo eso queda casi como algo perdonable, cuando lo comparamos con la blasfemia de hacer que Spidey o Iron Man peleen con Paragon o Hazmat. ¿Cómo? ¿No los conoces? ¡Son los Imperfects de EA! 🙂

Veredicto: craso error. De hecho, es un caso en donde ni siquiera te aconsejo ver un longplay de su historia; no hay absolutamente nada para destacar ni recordar de esto.

Fantastic Four: Rise of the Silver Surfer
Por Santiago Achiary

 

Ya hemos hablado de las dificultades que existen a la hora de hacer videojuegos basados en películas: se deben evitar los spoilers al mismo tiempo que se debe seguir con la linealidad de la historia original mientras se intenta llevar una experiencia de dos horas a un juego que tenga algo más de duración como para justificar la compra por parte de los usuarios. Pero la dificultad se acrecienta aún más cuando la película en la que se basa el juego es mala. Porque vamos a decirlo sin tapujos: las dos películas de los 4 Fantásticos de 2005 y 2007 dejan bastante que desear.

Dado este panorama, ¿por qué el juego de Fantastic Four: Rise of the Silver Surfer debería ser la excepción? Y la realidad es que no lo es ya que el juego se vuelve una experiencia bastante monótona y repetitiva. Ok, es cierto que tenemos la posibilidad de ir cambiando entre los cuatro superhéroes a lo largo de los escenarios, pero la verdad es que la única dinámica del juego es ir golpeando enemigos y romper algunas partes del escenario para continuar avanzando. Otro detalle que no respeta la esencia del cómic (aunque tiene sentido para que el juego sea desafiante) es que existe una barra de poder que disminuye en la medida que se usan los poderes especiales, lo que significa que nuestros superhéroes no siempre van a ser “súper”.

Veredicto: error. Lamentablemente, la adaptación de este cuarteto al mundo de las películas y de los videojuegos no ha sido buena hasta ahora. Antes de jugar, pídele a Johnny Storm que prenda fuego su copia del juego, a La Cosa que lo sostenga antes de prender su máquina, a Mr. Fantastic que agarre la máquina y estire su brazo lo más alto posible para no alcanzarla o a Sue que se meta en su mente y los convenza de lo contrario.

Y así llegamos al final del post de hoy, pero como siempre te decimos, estas fueron nuestras opiniones. ¿Tú qué opinas nuestros veredictos? ¿Coincides? ¡Cuéntanos todo en la caja de comentarios! Por último, no olvides que la encuesta gamer de este mes se encuentra activa; solo debes completar con tus datos y opiniones sobre la temática y participarás por un juego a elección en Steam.

Créditos imagen: ©Hannaford/flickr.com


ESET

Disfruto de la tecnología desde muy pequeño, precisamente desde los cuatro años cuando me regalaron mi primera NES. Con el pasar del tiempo seguí haciéndolo, como buen gamer, con varias consolas, PCs y hasta equipos móviles. Pero también hay otra rama de la tecnología que me gusta mucho: l...

>   Ver más

Notas Relacionadas

Comentarios

Leave a Reply

Deja un comentario

  Subscribe  
Notify of