Somos ESET

El Blog Corporativo de ESET Latinoamérica

mayo 17, 2017

Día de Internet: repasamos lo mejor que nos enseñó

ESET

Categoría de la Nota

eset-dia-internet

Hoy, 17 de mayo, todos los internautas celebramos el Día de Internet. Naturalmente, cualquier cosa que digamos al respecto no solo va a quedar repetitiva, sino hasta posiblemente desactualizada, dado que esta gran red se mueve a la velocidad de la luz y todo lo deja “viejo” de un día para otro.

Por ello, en lugar de aburrirte con hechos que quizá ni siquiera son tan importantes, hoy decidimos preguntarle a varios de los miembros de nuestro equipo de Somos ESET qué es lo que más destacan del momento en el que Internet llegó a sus vidas. Así que prepárate, a continuación, sus historias 🙂

Dios bendiga a Buzzfeed
Por Sabrina Pagnotta

Internet me enseñó una nueva forma de disfrutar de las cosas que me gustan. Me mostró que formo parte de una comunidad en la que muchos compartimos intereses, libros, música y series favoritas, aunque estemos en distintos lugares o hablemos distintos idiomas. Me demostró que comunicarse es más fácil que nunca y que un meme puede valer más que mil palabras.

Hasta me reunió con un grupo de fanáticos de Arctic Monkeys allá por 2008; nos conocimos interactuando a través de nuestros fotologs, plagados de fotos de esta y otras bandas como Oasis, The Strokes y Franz Ferdinand. Comenzamos a encontrarnos periódicamente en un punto céntrico de Buenos Aires y yo, que no conocía a nadie en mi escuela o vecindario que escuchara la misma música, no podía creer que tuviese tanto en común con mis amigos cibernéticos.

Todo lo que tenga que ver con Harry Potter, Pokémon, esos cómics de la “vida cotidiana” o videos de animales tendrá mi atención y, afortunadamente, siempre descubro algún nuevo blog o canal de YouTube en el que se está hablando de las últimas novedades, de locas teorías, rankings o reveladores hallazgos que sacian mi curiosidad.

Recuerdo aquella vez en que descubrí la Teoría de Pixar que une a todas las películas del estudio en una misma línea de tiempo y mi cerebro estalló. Me interesó tanto que seguí buscando y buscando hasta que llegué a un video que la explicaba a la perfección y, para mi sorpresa, tenía decenas de videos con teorías y misterios no resueltos de Harry Potter, Disney, Pokémon, Star Wars, el universo Marvel y mucho más, incluyendo unboxings. Desde entonces se convirtió en mi canal de YouTube de cabecera y no paro de recomendarlo: SuperCarlinBrothers.

No puedo dejar de mencionar que Internet me enseñó, naturalmente, a apreciar la genialidad de los rankings basados en poco texto y muchos gifs. Gracias, Internet, por permitir que exista BuzzFeed para entretenerme cuando no quiero estudiar.

Fanfiction y el viaje a los videojuegos
Por Ornella Rusciano

Internet llegó a mi casa cuando tenía 16 años, de la mano de mi primer computadora (que siempre cuento con orgullo que por unos cuantos meses tuvo Linux). Y lo que para muchos, en ese entonces, eran sitios aburridos de historias inventadas por escritores frustrados, para mi significó un nuevo universo de aventuras digitales. Y es que gracias a Internet conocí el fanfiction y la tonelada de amigos que me trajeron los tantos capítulos que escribí en mi adolescencia, y publicaba en el fotolog de la serie y en mi livejournal personal (una suerte de blogspot mucho más hipster, y con bastante menos diseño y popularidad).

Pero luego de cierto tiempo se me complicó seguir escribiendo, por lo que no tuve mejor que idea que embarcarme en otra aventura: los videojuegos. Otra de las cosas que conocí gracias a Internet, y que años más tarde me iban a dar mi primer trabajo, mi hobby favorito, la que hoy es mi profesión y hasta a mi novio, a quien conocí trabajando en una empresa de videojuegos (hola novio). De hecho, lo primero que compré en Internet (cuando tuve una tarjeta de crédito) fueron juegos y créditos para esos juegos 🙂

Hoy en día, Internet forma parte de casi todos los minutos que paso despierta; ya sea escuchando música online, scrolleando Twitter o leyendo en mis viajes, como informándome sobre tecnología o videojuegos, y acompañándome en cada hora de mi trabajo. No puedo imaginar la vida sin Internet, por eso me sumo al festejo en su día y deseo que todos tengamos conexiones estables, de muchos megas ¡y sin lag en cada partida que nos dispongamos a jugar!

Internet: adiós al ensayo y error
Por Santiago Achiary

Como buen fanático de la cultura pop (música, series, películas, videojuegos, libros, etc.) Internet supone para mí un sinfín de oportunidades y representa un cambio de paradigma en la manera en la que descubro nuevas cosas. Recuerdo que cuando era chico (durante los ’90) decidir ver una secuela en el cine, comprar el disco de una banda que uno apenas conocía o comprar un nuevo videojuego era toda una apuesta. Podíamos haber escuchado una canción en la radio o haber visto la crítica en la televisión, e inclusive haber visto alguna fotografía de un videojuego en una revista especializada (¿¡te das cuenta que comprábamos videojuegos con solo ver fotografías?!), pero lo cierto es que contábamos con bastante poca información a la hora de tomar una decisión. En el mejor de los casos, teníamos algún amigo que ya había acertado (o fallado) con una compra, o algún primo mayor que había descubierto algo que podía llegar a gustarnos.

Para citar un ejemplo personal de esto, mientras escribía el primer párrafo recordé un juego de peleas que había visto en revistas de juegos. Lo cierto es que no recordaba bien su nombre (probablemente mi inconsciente lo haya bloqueado), pero gracias a un par de búsquedas de Google di con su nombre: Rise of the Robots. Recuerdo que en su momento había visto imágenes con gráficos que para su época eran increíbles: robots 3D para la SNES. Todo era un sueño hasta que uno compraba el juego, lo ponía en la consola y…la decepción total. Si quieres darte una idea a qué me refiero, te invito a que veas el siguiente video en el que el autor destaca justamente que la única manera de conocer sobre videojuegos en los ’90 era a través de revistas (está en inglés):

En cambio, y con Internet, el riesgo disminuye notablemente. No solo porque ahora el acceso es mucho más sencillo gracias a Netflix, Spotify o la posibilidad de descargar demos de los nuevos videojuegos disponibles, sino porque con Internet, los otros usuarios se vuelven nuestros “primos mayores”: sitios como ImDb, AllMusic o Metacritic (por citar solo algunos) nos dan la posibilidad de conocer la opinión tanto de expertos como de usuarios. Sigue habiendo algo de ensayo y error a la hora de conocer un nuevo disco, película o videojuego, pero vamos algo más prevenidos.

Pero sumado a eso, Internet nos da más posibilidades de descubrimiento: por un lado, gracias a las funciones de recomendaciones por similitud, uno puede encontrar cosas que hasta el momento no conocía y que pasen a ocupar un lugar entre nuestros favoritos (en mi caso puedo enorgullecerme de haber descubierto a los Manic Street Preachers gracias a la pestaña de “Related Artists” de AllMusic). Además, está la posibilidad de conocer aún un poco más sobre esas cosas que tanto nos gustan, como por ejemplo que en la primera aparición de Vinnie Jones (si no sabes quién es por favor usa Internet :P) en Snatch, el hombre al que aparece golpeándole la cabeza era el co-coordinador de dobles de la película, Tom Delmar.

Y como para probar un poco todo lo que venía diciendo, acabo de descubrir gracias a esta nota que Brian May, guitarrista de Queen, había cedido algunas de sus canciones para Rise of the Robots. ¡Gracias Internet!

YouTubing y el abrazo al gaming
Por Santiago Sassone

A principios de los años 90, mi abuelo paterno me hizo el mejor regalo del mundo, un objeto que marcó mi entera existencia hasta el día de hoy (y, espero, muchos años más): una NES. Desde ahí, los videojuegos no solo fueron mi principal fuente de entretenimiento, sino también un bálsamo para cuando estaba triste o enojado. Y de eso parte esta historia, de cómo Internet llegó y con su presencia cambió todo ese mundo digital, en donde pude conocer (no necesariamente personalmente) muchas más personas como yo.

Pero cuando digo esto, no solo me enfoco en la parte lúdica, sino también en el universo en sí, en la “disciplina” del videojuego. Esto, creo, es lo que más destaco de Internet, brindarnos la posibilidad de tener un espacio en donde aprender, conocer y poder expresar nuestras ideas. Quizá, el comienzo fue con la fundación del blog, pero luego surgió algo que lo superó: YouTube.

En ese sencillo lugar cualquiera puede abrir un canal, y con el uso de una computadora básica, subir videos (o bien slideshows, podcasts o vlogs) con sus ideas sobre lo que sea y tener llegada a virtualmente todo el mundo. Este formato (amateur, pero que con un micrófono accesible, cámara de foto o video estándar y mínimos conocimientos de edición, se puede volver muy profesional) hizo que los canales se multiplicaran, pero particularmente en el mundo del gaming, aparecieron los famosos gameplays, speedruns, walkthroughs y, en la misma medida, los canales de noticias, de TOPs, hasta de análisis y reviews de títulos, tal como si se trata de una obra de arte o película.

Esta enorme cantidad de contenido sobre las cosas que me gustan abrió un apetito insaciable, dado que siempre encuentro canales nuevos, con más detalles e información sobre sagas y folklore de alguno de mis títulos favoritos. Inclusive, me llevó a dedicar horas y horas a escribir mis propias teorías al respecto, subirlas en varios portales y, al final, compilar todo para transformar ese conocimiento en mi tesis de grado en la universidad. Sí, me recibí escribiendo teoría sobre videojuegos, genial, ¿no? Y todo gracias a Internet 🙂

Y así llegamos al final del post de hoy, pero como siempre te decimos, estas son solo nuestras opiniones. ¿Tú qué aprendiste con Internet? ¿Cambió alguna de tus costumbres y hábitos desde su llegada? ¡Cuéntanos todo en la caja de comentarios!

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin
ESET

Disfruto de la tecnología desde muy pequeño, precisamente desde los cuatro años cuando me regalaron mi primera NES. Con el pasar del tiempo seguí haciéndolo, como buen gamer, con varias consolas, PCs y hasta equipos móviles. Pero también hay otra rama de la tecnología que me gusta mucho: l...

>   Ver más

Notas Relacionadas